La importancia de conocer los activos alternativos antes de incorporarlos a un portafolio

Publicado el 21 febrero 2024

Dentro del mundo de las inversiones, los activos alternativos hace años que juegan un rol muy importante en todo portafolio de inversión. Cuando hablamos de este instrumento, nos referimos principalmente a cuatro tipos de estrategias: Real Estate, Deuda Privada, Capital Privado e Infraestructura. A lo largo del tiempo, estos tipos de activos han logrado cumplir con lo que prometen, que es mejorar la relación riesgo/retorno para los inversionistas en horizontes de mediano y largo plazo, des correlacionarse de los mercados tradicionales y disminuir la volatilidad de un portafolio.

Por lo mismo, dentro del mercado local, solo el 2023 pudimos ver que en la CMF se inscribieron más de 94 nuevos fondos alternativos, lo que sigue demostrando que este es un activo que llegó para quedarse y que cada vez son más los inversionistas locales están queriendo tenerlos en sus portafolios de inversión.

Ante esto, la industria ha ido democratizando esta clase de activo y de a poco le ha ido dando acceso a inversionistas retail, que antes los montos de acceso eran muy elevados o solo podían hacerlo los inversionistas institucionales, como las AFP y compañías de seguros. Actualmente, los clientes pueden ingresar con tickets muy bajos, dándoles acceso a un mundo de inversiones que antes ni siquiera sabían que existía.

Lo anterior, plantea un desafío muy importante para la industria financiera, que es dar a conocer a los clientes, que muchas veces no son expertos y no están familiarizados con estos instrumentos, todos los aspectos relacionados a los activos alternativos y a sus características, como el horizonte de inversión, las políticas de liquidez, ventanas de salida, retornos objetivos, costos asociados, políticas de inversión, diversificación, entre otros. De esta forma, el cliente no se ve enfrentado a sorpresas o a escenarios que no se le explicaron con anticipación.

A continuación, les dejo algunos consejos para tener en cuenta al invertir en esta clase de activos:

En primer lugar, la mayor rentabilidad que entregan es a cambio de sacrificar liquidez. No hay fórmula mágica, los activos alternativos entregan muy buenos retornos, pero muchas veces te hacen estar por periodos de tiempo que van desde los 3 hasta los 10 años en algunos casos. Los inversionistas deben sentirse cómodos con un nivel de transparencia menor al que existe en los mercados públicos.

En segundo lugar, que en lo que se invierta vayan acorde a mis objetivos de inversión y que cumplan con mi perfil de riesgo. No todos los activos alternativos son iguales y tienen distintos riesgos asociados. Por otro lado, es clave diversificar dentro de los activos alternativos y no poner “todos los huevos en la misma canasta”.

Además de lo anterior, es importante invertir con gestoras con amplia trayectoria en esta clase de activos. La dispersión entre los managers ganadores y aquellos que quedan atrás es más alta que en los mercados líquidos públicos, lo que hace crucial hacer una evaluación previa del administrador de activos.

Por último, que tengan un porcentaje acotado dentro de un portafolio de inversión y que se complementen con los activos tradicionales. Pensando en el 2024, a medida que veamos una normalización de las tasas, debiésemos seguir viendo un aumento por el apetito de esta clase de activos, principalmente porque los activos tradicionales de bajo riesgo, como los depósitos a plazo que gozaron de muy buenos retornos los últimos años, irán bajando en rentabilidad, y los clientes buscarán alternativas que sean más rentables, como lo son esta clase de activos.

Contacto

SURA

Configuración de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición de nuestra web y así ofrecer una mejor funcionalidad y personalización. Al hacer clic en “aceptar”, das consentimiento de su uso. Para más información consulta nuestro Aviso de Privacidad y/o nuestra Política de Cookies.